domingo, 14 de julio de 2019

La Clave está en aceptar

Hoy sabemos de infinitas dimensiones de la Realidad. y sabemos de multiversos. Desde lo no manifestado desde el Todo-Nada, se despliega la energía y la vibración hasta llegar al humano y la materia, descendiendo de lo sublime a lo denso. después de nosotros hacia abajo, esta el inframundo. Arriba muy arriba esta El Gran Misterio. 
¿Por que digo esto?
Porque arriba está el equilibrio, y decir equilibrio es decir amor y compasión y armonía. Acercándonos al Gran Misterio nos escapamos de las garras de los demonios del inframundo. Esto por sabido no deja de ser algo importante a tener en cuenta.
Estamos en la tercera dimensión y esta tercera dimensión se caracteriza porque rezuma dolor y sufrimiento. Y la inmediata superior, la cuarta aún tiene de lo mismo que la tercera aunque menos. La quinta es la nuestra, la de la felicidad absoluta y a la que si no somos necios, deberíamos aspirar.
¿Nos centramos en lamentarnos del tormento dantesco del mundo que conocemos? O hacemos algo en la buena dirección?

Hacer algo en la buena dirección es :

Aceptar el mundo tal cual es. Esto es lo primero. Y lo segundo es que conociendo el poder del mal, pues simplemente mantenernos alejados de este mal.
Lo tercero seria el poder ayudar de un modo natural que nos saliera desde dentro nuestro a nuestros semejantes, todos somos Uno luego ayudando nos ayudamos.

Es terrible vivir en este mundo, semejante a un bajo astral o infierno. Pero de nada vale lamentarnos, y quien tiende la mano al Gran Misterio, este, también se la tiende al sufriente. 
Porqué? vivimos en este infierno y no en la quinta dimensión donde impera la armonía. sin duda tiene explicación. Pero lo cierto y tangible es que vivimos aquí. Lo que nos interesa es como vivir felices aquí, no porque estamos aquí.

O sea que simplemente. Entregarse al mal es de necios porque iras para abajo donde moran los demonios. Entregarse al bien es de sabios. Pero cuidado. La felicidad completa está mas allá del bien y del mal. Mal allá de la dualidad, del Yin y del Yang. El Bien absoluto está mas allá del bien y mal relativos. Esto se consigue vivir en la quinta dimensión... Pero aún habitando nuestro cuerpo mortal en esta nuestra tercera dimensión, podemos estar situados en la quinta realmente.

¿Como lo hacemos para conseguirlo?. Practicando cualquier tecnología espiritual que sea transformativa. Como ejemplo ilustrativo, os digo que yo por ejemplo practico el Zazen del Zen y también Sun Gazing.